niños

El Frasco de María

Esta semana pudimos conocer el ya famoso “frasco de la calma” …   lo habían escuchado??? 

Hace ya algún tiempo atrás que había oído hablar de el y tenía mucha curiosidad de ver cómo funcionaba. 


El frasco de la calma, es un método que inventó María Montessori. María Montessori es la precursora y creadora del Método Montessori, método educativo que permite al niño ser autónomo y poder descubrir el mundo desde sus propios ojos y a su propio ritmo. Permitiendo también al niño estar en un ambiente que le da la libertad de crecer y descubrir a su manera y a su tiempo, bajo sus inquietudes y sus propias capacidades, entregándole herramientas para sentirse capaz de hacer y crear. 
Recuerdo hace unos años atrás, una amiga mía trabajaba en un jardín Montessori, y un día fui a visitarla ya que teníamos una clase de cocina juntas en este mismo lugar luego de que los niños se fueran a sus casas. Era una actividad para las mamás del jardín. 

Ese día recuerdo la sala Montessori como un lugar de paz, luz, cobijo y tranquilidad. Algunos niños de cierta edad realizaban un tipo de actividad mientras en la otra esquina otro niño descansando recostado bajo un teepee o carpa con unos cómodos cojines en el suelo, mientras que en la otra esquina otros niños jugando con juegos de madera. Todo adecuado a su tamaño y altura. Ningún niño estaba gritando y a pesar de que conpartian distintas edades todos parecían fluir con naturalidad. 

Bajo este concepto, María Montessori creó el Frasco de la Calma. Un Frasco que puede ser plástico y de vidrio, que en su interior tiene líquido, escarcha y a veces figuras como estrellas. Al agitar el Frasco, toda la escarcha o brillantina se mueve al compás del agua, y esto , al verlo el niño moverse, lo ayuda a tranquilizar y canalizar su pena, enojo o emociones difíciles. 

En momentos de llanto, pena, rabia, enojo del niño, la idea es entregarle el Frasco para que lo agite y de esa forma llevarlo a concentrase y dirigir su mirada y atención al movimiento que tienen en el agua estos elementos. Luego, mientras sigue mirando y agitando el Frasco quizá conversarle o hacerlo más consiente de su respiración, para así ayudar a tranquilizar y fomentar un momento de meditación con el frasco. 

Mis niños como todos los niños pasar por momentos en donde la pena, la frustración o enojo llega a invadirlos por algún momento, y a pesar de que en general uno maneja esos momentos con contención, abrazos e intentar conversar con ellos, esto no siempre es fácil. Entonces, una buena opción es esta alternativa. Sobretodo en niños entre los 2 y 5 años en donde el vocabulario está en descubrimiento y muchas veces les cuesta expresar y comprender que es lo que les está pasando. 

Con todo lo anterior es que siempre me llamó la atención este frasco y esta semana tuvimos finalmente la suerte de conocerlo y utilizarlo. 

El emprendimiento chileno El Frasco de María hace unos maravillosos frascos de la calma, no tóxicos y totalmente seguros para nuestros niños. Demoraron más de 6 meses en desarrollar un producto que cumpliera con todas las espectativas, y hoy desde la experiencia, puedo decir que lograron su cometido. 

Desde el minuto que mis hijos los vieron quedaron enamorados de ellos, el brillo produce algo, no se bien que , pero que les encanta… Uno de ellos se acostó en el suelo y simplemente miro plácidamente cómo se movían las escarchas en el agua. A ambos les explique cómo funcionaba este Frasco y cuando era bueno que acudieran a el. 

Mi otro hijo entonces dijo que era muy muy lindo y que quería llevarlo a su jardín para que todos sus compañeros lo vieran y si alguno se ponía a llorar pasárselo para que se le quitaran las lágrimas. Creo que él encontró esa magia que tiene el Frasco y que más lindo que quisiera compartirla. 

Finalmente hoy , pudimos probarlo en acción. Uno de mis niños estaba muy enojado porque su hermano había terminado de almorzar y entonces podía ir a jugar. El en cambio aún no terminaba de comer, y como ustedes saben, nosotras las mamás queremos que se coman toda la comida. El quería irse a jugar con su hermano y dejar el plato a la mitad. El trato era, terminas todo y vas a jugar. Y como ya estaba cansado de toda la mañana de jardín y claramente aún tenía hambre, se puso a llorar. Busque el Frasco y se lo pase. Al principio estaba muy molesto y no quería verlo, al cabo de unos segundos lo agarro con sus manos y lo agitó, y así de poco en poco se acabo la pena, terminó su plato de comida y se fue a jugar con su hermano. 

Así que….. no puedo no contarles nuestra experiencia, y lo mínimo que puedo hacer es recomendárselos! 

El Frasco de María lo pueden encontrar en su página web www.elfrascodemaria.cl y en todas sus redes sociales. 

Tienen dos tamaños, casa uno según la edad del niño y los precios van desde los $6900 a los $8900 pesos. 

Besos dobles! 


@soymamadetwins 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s