fashion mom

Redescubrirme con Lelo Quevedo.. El mundo de la Colorimetría y Consultoría de Imagen.

La vida se encargó de juntarnos… Nos conocimos en un desayuno hace un tiempo atrás. Desde que nos conocimos como que “enganchamos”, y claro, cómo no, cuando Lelo es una mujer que brilla cuando entra en cualquier lugar y que de seguro a lo menos te sacará una sonrisa. 

Así la vida y alguno que otro pastel y cafecito por ahí nos unió y doy gracias honestamente por haberla conocido. 

IMG_3751

Hace ya algunos años que siempre había tenido la inquietud por conocer un poco más sobre moda, recuerdo en mi adolescencia los programas de televisión como Fashion Emergency, les juro los disfrutaba en cada capítulo. Incluso en algún minuto de la vida cuando era adolescente me planteé entre todas las alternativas de carrera a elegir, el diseño de vestuario o el diseño de interiores. Y es que al final de cuentas, siempre me ha gustado la moda, las cosas lindas, el arte… A pesar de que mi carrera haya seguido en otras direcciones.  

A medida que uno va creciendo va encontrando más o menos cómo le gusta vestirse, pero  casi nunca desde una mirada tan objetiva como lo que descubrí con Lelo.

Y es que es muy distinto una blusa hermosa que te encanta y que  todo el mundo cuando la ve te dice Oh que lindo!!! Pero que no es el color ideal para tu piel; que la misma blusa en otro tono que no sólo hará brillar a la prenda en si, sino que también te hará brillar a Ti!

Cuento corto, siempre tuve curiosidad, siempre me han interesado diferentes temas “femeninos”, ya sea maquillaje (tome un curso con una maquiladora), belleza (la Sra de mi tío es Cosmetóloga así que se imaginarán todas las conversas que tenemos sobre cuidado de la piel y por tanto todo lo que he tenido la suerte de  aprender ), mi propia inquietud y finalmente,  y lo que en definitiva todas las mujeres intentamos hacer, tratar de sacarnos el mejor provecho.

Pero… nunca habia tenido ni la posibilidad ni el tiempo de realmente asesorarme por un experto en imagen. 

Con el tiempo llegó la maternidad y sin lugar a dudas una etapa maravillosa en mi vida y que me ha hecho crecer y llegar a donde nunca imaginé. Pero si hay algo que muchas veces dejamos de lado al convertirnos en madres, es justamente la imagen. Y es lógico, entre dar pechuga cada tres horas, dormir 1 hora entre tomas, mudar, bañar, encargarse de la casa, cocinar, volver a intentar dormir y vuelta a empezar, digamos que vestirnos regias, super combinadas y arregladas, es el ultimo punto de la ecuación. Y claramente, porque nos demanda tiempo que No tenemos!

Y entonces que hacemos?

Además, no se a ustedes, pero la maternidad me dejó cicatrices de batalla que hoy trato de esconder, que quizá la ropa que decida ocupar hoy esconde esos detalles que dejó un embarazo, y que por lo tanto, nos es más difícil aún decidir qué ponernos. A quien acaso no le pasa de estar horas , que No tenemos, en el clóset mirando nuestra ropa y sin saber qué ponerse? Que esta polera me gusta pero se me nota el rollo, que este pantalón es lindo pero los zapatos no me convencen,  y así eternamente. 

Después de una mañana con Lelo todos esos problemas desaparecieron y ahora soy feliz! 

Y entonces?… bueno y entonces resulta que uno tiene una imagen de uno mismo y la realidad muchas veces es otra. Les doy algunos ejemplos:

Juraba que mis piernas eran cortas… Resulta que Lelo midió todo mi cuerpo, y mis piernas No son cortas, de hecho son más largas que mi torso 😬

Juraba que mi cuerpo tenia unas caderas grandes y que la forma de mi cuerpo era como una pera… Resulta que No, soy un reloj de arena y mis hombos miden lo mismo que mis caderas 😱

Y hay mas! Yo me ponía las blusas o poleras justo como para poder tapar esa “gran” cadera que yo juraba tener. Y al hacer eso en vez de lograr que se vieran mas pequeñas o que la atención se fuera a otros lugares, el efecto era justamente el contrario, que se notarán mas!

Y así de poco en poquito no sólo me fue guiando en qué funciona o no para mi cuerpo sino que también me ayudó a descubrirme, a mirarme desde otro ángulo, a quitarme vergüenzas absurdas que no tenían ningún sentido de ser.

Luego uno empieza a jugar con la Colorimetría y ves qué colores te quedan bien y cuales no. Y cómo la luz según su tono, acentúa o disminuye las imperfecciones de la cara, como las temibles arrugas!!! Y entonces según qué tipo de luz logra tal o cual efecto, los tipos de accesorios que utilizaremos, ya sean en tonos dorados o plateados. Y así vas descubriendo que tipo de paleta de colores eres. Para mi gusto y asombro mi paleta de colores es Verano! Por acá como ya saben una amante del calor.. Verano, una paleta de colores fríos pero tenues y delicados. Por otro lado están los tonos Invierno (frío) y Otoño-Primavera (cálidos).

Y hasta que uno no hace el ejercicio, la realidad o lo que uno pensaba es muy distinto. Juré toda la vida que los dorados eran mi color, y hoy despues de jugar con el espejo descubri que no! Y asi, uno y mil mitos, realidades, miedos que uno va descubriendo de uno misma.

 

Y qué es lo mejor de lo mejor de lo mejor de todo?????????????? Es que ahora con toda esa información es más fácil salir a comprar ropa, sabes perfecto qué cosas si y qué cosas no, por lo tanto te demoras muchísimo menos que antes en decidirte. Sabes qué corte funciona, dónde vas a buscar destacar alguna parte de tu cuerpo y dónde no, y por lo tanto a la hora de vestirse podemos elegir fácil y rápidamente algo que nos quede bien, que nos haga sentir que a pesar de estar dando pechuga o estar con la panza flácida, nos vemos igual de lindas y que nadie piense que estamos mal vestidas.

Y entonces si todo nuestro closet, despues de esta cirugia mayor, lo dejamos con prendas que tenemos la certeza de que ese color nos queda bien, que si me pongo tal pantalón será con tal cinturon etc etc etc… el tiempo en “que me pongo” ” no tengo nada en el closet” “este si pero este no”   Todas esas preguntas y tiempo perdido desaparecen y en suma a que ganamos tiempo , un bien tan preciado al ser madres,  ganamos confianza en nosotras mismas, en sentirnos seguras y en saber que a pesar de cualquier cosa, todo lo que me pongo me queda bien.

Acaso no todas las mujeres soñamos con eso???? Eso existe… y se llama Lelo Quevedo.

La mejor experiencia de la vida, absolutamente gratificante y descubridora y podría decirles que necesaria, absolutamente necesaria para toda mujer.

Gracias gracias Lelo y a todo tu equipo! Heidy , la fotógrafa, también venezolana igual que Lelo, fue encantadora. Siempre haciéndome sentir cómoda y muy profesional. Además las fotos salieron espectaculares! Así que también no puedo no recomendarla… Visiten su Instagram, las fotos familiares son bellas!

Y a mi querida Lelo la encuentran en todas las plataformas.. acá se las dejo.

Anímense que ninguna se arrepentirá!

Y esto no queda acá!!!  Les tengo un concurso!!!! Participen en el IG para ganar una Giftcard de Tiendas Flores de $10.000 .. Quién no le gustaría ir a comprarse ese sostén perfecto, ropa interior o un lindo pijama? Aprovechen!!!

Besos dobles,

Carolina Bascuñan.

 

Categorías:fashion mom, vida de mamá

1 reply »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s