The Terrible Two // Los Terribles Dos 

Para muchos padres, cuando se acerca el cumpleaños número dos de sus hijos , sienten felicidad y también un poco de susto y ansiedad. Los temidos dos años que tanto se hablan llegan y ahora a ver cómo lo hacemos!!! Si yo hoy miro hacia atrás y recuerdo cuál fue la época que más me ha costado con mis Twins , definitivamente los terrible Two no fueron la más compleja. Siendo muy honesta, hoy que tienen 4 años me parece está edad muchísimo más complicada y agotadora 🙈


Ahora claramente los dos años son un hito importante y tienen la fama que tienen porque hay cambios importantes en ellos. 

Ya a los dos años comienzan a verbalizar sus acciones y su mente comprende muchas cosas pero su capacidad verbal es reducida. Con esto es fácil que se frustren y por lo tanto aparezcan las temidas pataletas. Meramente por frustración de que ellos quieren decir o hacer algo pero aún no son capaces de darse a entender. Aquí la mejor opción es mucha paciencia y amor… tratar de calmarles su ansiedad y ayudarlos verbalmente a que puedan ponerle un nombre a lo que van sintiendo y viviendo. Mientras más palabras vayan asimilando más fácil les irá siendo esta adaptación. 

Quizá al ser mellizos/gemelos la frustración no era tanta… a lo menos para ellos . Ellos tenían su propio idioma y por lo tanto siempre se sintieron entendidos a lo menos entre ellos. Otra historia en el jardín o en la casa jajajaja y si recuerdo que al principio de sus dos años solo decían 3 palabras (entendibles) el resto era idioma propio de ellos. Y a medida que fueron aprendiendo más, disfrutaron más del jardín y para nosotros como padres fue más simple comprender que querían. 

Otro punto importante es que al ya empezar a crecer se van dando cuenta de que son capaces de hacer ciertas cosas y eso los motiva a explorar y descubrir. En ese sentido la importancia de por un lado tener reglas claras y por el otro darles independencia es un tema. No es fácil llegar a ese punto medio en donde por un lado los dejamos decidir y hacer y por el otro les ponemos límites. 

Aquí podemos entregarles alternativas que por un lado les den la oportunidad de decidir pero en un medio controlado. Un ejemplo: 

Mi amor, hoy para el postre puedes elegir entre manzana, pera o plátano , que te gustaría??? 

Así somos nosotros quienes damos las opciones (las cuales son controladas) pero ellos eligen. (Les damos independencia). 

Nunca nos olvidemos de que el mundo lo están mirando desde sus ojos y no los nuestros. Son ojos que miran a menos de un metro de altura, que el mundo es gigante para ellos y que así como nosotros, los cambios son cambios. Para algunos más fáciles que para otros, pero cambios al fin de cuentas. Y siempre mientras veamos desde su perspectiva como para ellos puede ser tal o cual situación, ahí es donde nos será más amigable y respetuosa esta etapa. No pretendamos que comprendan como nosotros ni tampoco que no se frustren cuando hasta a nosotros nos pasa. Mejor mirar desde ambos horizontes y como padres buscar ese consenso para que los Terribles Dos dejen de ser Terribles y más bien sean un disfrutar de ver cómo estás mini personitas van descubriendo su propio mundo. 
Besos dobles 
Carolina Bascuñan 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s